LA DICTADURA DE LOS SENTIMIENTOS

Imagina estos escenarios. Un niño de 5 años hace un berrinche marca diablo en un centro comercial. Lejos de decirle al niño que su comportamiento está equivocado, la madre se acerca y le dice: “Asombroso. Realmente quieres ese juguete, ¿verdad? Me alegra ver que has perseverado en conseguirlo. Te lo compraremos.”

Una jovencita de 13 años ha pasado dos semanas deprimida, ya que el amor de su vida, un hombre de 49 años, es casado y no le está haciendo caso. Su papá entra a su cuarto y le dice: “Sé que estás triste. Me duele mucho verte así. Realmente deseas estar con ese hombre. Te entiendo. No luches contra esos sentimientos que tienes. Lucha por lo que quieres. Nunca te rindas. Y no dejes que nadie te diga a quien puedes o no puedes amar.”

De la escuela, mandan un aviso a los padres de un muchacho de 17 años, por haber agarrado a patadas a su compañero, porque el otro le dijo algo que le molestó. La madre decide llevarlo a comer a su restaurant favorito y comprarle 5 nuevos videojuegos. “Te felicito hijo. Sentiste ganas de patearlo y lo pateaste. No hay nada de malo en dejar salir tus sentimientos de enojo. ¡Bien hecho!.”

La tragedia de nuestra cultura moderna es que muchos ni siquiera veremos lo ridículo de estos escenarios. De hecho me atrevo a decir que en muchos hogares mucho de esto se está empezando a vivir.

Pero para aquellos que todavía encontramos tales escenarios ridículos y totalmente inaceptables—tengo una pregunta: ¿Por qué lo que está mal cuando somos niños/adolescentes se transforma en algo bueno cuando somos adultos?

Hoy día, esta es la manera en que los adultos estamos viviendo. Este es el tipo de filosofía que puedo ver entre líneas en la mayoría de las películas, caricaturas, series, canciones, redes sociales, y otros medios masivos de comunicación:

HEMOS ABRAZADO SIN PREGUNTAR LA IDEA DE QUE TODO SENTIMIENTO QUE TENEMOS ES CORRECTO Y DEBE SER SEGUIDO, Y NUNCA DEBE SER CUESTIONADO.

Así es en resumen. El 95% de las personas con las convivo cree esto. Tal vez no lo diga, pero su forma de hablar sobre casi cualquier tema y las decisiones que toman, me dicen que están de acuerdo con este principio.

“Lo siento, por lo tanto es bueno. Por lo tanto, no hay nada de malo en seguir mis sentimientos.” Este el credo del ser humano moderno promedio.

Hasta hace algunas décadas las personas no creíamos eso. Por ejemplo, un hombre se casaba con la mujer a la que amaba. Y cuando te repente se sentiría atraído por otra mujer (lo cual está destinado a pasar), lejos de rendirse a esos nuevos sentimientos de atracción, el hombre (si era de carácter firme claro), se decía “Esto está mal. Yo amo a mi esposa. Es natural que una mujer muy joven y guapa me llame la atención, pero no por eso, voy a caminar en esa dirección.” Así que este hombre lejos de ALIMENTAR ese pequeño sentimiento de atracción, lo apagaba, y seguía con su vida.

Pero ahora las cosas han cambiado. Ahora resulta que lejos de alejarnos de tal situación, se nos dice que “sigamos a nuestro corazón,” que “nada puede estar mal con lo que sientes,” y si en algún momento “ya no te sientes igual, pues no tiene nada de malo dejar lo viejo por lo nuevo.” El mismo hombre hoy, en la cultura de “lo quieres, tómalo,” ya no tiene las herramientas para combatir una posible relación equivocada. De hecho es MOTIVADO al abandono de lo viejo por lo nuevo, a “vivir el momento,” “correr a la aventura,” a “buscar su propia felicidad a cualquier costo.” Es chistoso. Hasta hace algunas décadas este tipo de actitudes las teníamos bien identificadas como egoístas y egocéntricas. Ahora resulta que el egoísmo y el egocentrismo son virtudes que deben ser alimentadas.

GRAN PARTE DE LA NUEVA MORALIDAD PROVIENE DE ESTA FILOSOFÍA.

Casi todo argumento moral que escucho hoy en día, es en realidad un argumento sentimental. De hecho las personas no quieren escuchar argumentos. Quieren SENTIR argumentos. Si buscas triunfar en el mundo de hoy, lo que tienes que hacer es darle a la gente algo sentimental, y verás cómo comen de tu mano. El discurso del movimiento gay está basado en esta filosofía. “¿Quién eres tú para decirme a quién puedo o no amar.” Del divorcio por adulterio o por otras razones de peso, fuimos al matrimonio voluntario aprobado por las dos partes y luego al divorcio sin razón alguna sólo porque una de las partes “ya no se siente satisfecho con la relación.”[1] El movimiento transexual, de igual manera puede ser explicado bajo está filosofía: “Esto es lo que soy, lo que quiero ser, ¿qué tiene de malo?.” Claro todos los movimientos que ofrecen una nueva moralidad ofrecen argumentos—pero el argumento central es el mismo: “¿Quiénes somos para evitarle a otros ser felices.”

TODAVÍA NO HEMOS VISTO EL FIN DE LA NUEVA MORALIDAD.

Inmediatamente después que en EUA se aprobó el matrimonio gay, los defensores de la poligamia se pusieron las pilas.[1a] Después de todo, “¿Quiénes somos para decirle a otros a quien, o a cuantos debemos amar.” Una mujer Australiana se casó con un puente,[1b] y en EUA hay un hombre de 52  años que dice que su verdadera identidad no es sólo que él es en realidad una mujer, sino que él es en realidad una niña de 6 años. Y de hecho una pareja decidió “adoptar” a este hombre como su hija de 6 años.[2] Sí. Leíste bien. Una pareja apoya a este hombre para que acepte y vida su “verdadera identidad.” ¿Acaso no hay límite para la locura?

CONSISTENCIA & DOBLE MORAL

Es cierto. Algunas de estas cosas nos escandalizan. Eso es bueno. Significa que todavía hay un vestigio de ética y moralidad en nosotros. Una brújula que sigue de algún modo funcionando. Pero me temo que eso no será suficiente. Estas cosas nunca hubieran existido si no hubiéramos cedido a la premisa fundamental que está detrás de estas formas de pensar y de vivir.

La idea de que “Si te hace feliz, debes vivirlo.” “Si es lo que sientes. Hazlo.” “¿Es lo que hay en tu corazón? Sigue a tu corazón.”

Tal vez tú hoy no te vistas como una niña de 6 y digas que esa es tu verdadera identidad—pero si tus decisiones de vida las estás tomando únicamente en base a lo que sientes, no eres tan diferente a ese hombre loco que se cree una niña de 6 años. Consistencia señores.

Si ese hombre está mal. Si ves con horror algunas de estas formas de vivir, no defiendas la forma de vivir que has tomado en base de los mismos principios. Recuerdo por ejemplo una vez a una maestra comentando sobre su vida ella decía. “Yo no me casé. Decidí juntarme con mi pareja. No creo que haya tenido nada de malo….pero no me gustaría que mi hija hiciera lo mismo.”

¿Así o más hipócrita?  ¿Dónde quedo la coherencia gente? Digo, si ves al matrimonio como una mera formalidad, como una institución muerta y te parece que la cohabitación así en caliente es el camino, adelante, pero luego no me salgas con que “No me gustaría que mi hija hiciera lo mismo” ¡Es ridículo! ¡Es hipócrita! ¡Es inconsistente!

O como aquel comentarista de radio en un panel, donde al final todos estuvieron de acuerdo con que ser gay era una preferencia perfectamente aceptable y que no tenía nada de malo, al que al final le preguntaron: ¿Cómo te sentirías si tu hijo fuera gay? “Bueno, lo aceptaría cómo es….pero me sentiría triste.” O por fin. ¿Es la homosexualidad algo bueno, correcto, grandioso? Abraza el paquete completo. No salgamos con hipocresías.

¿QUÉ HAY CON LOS HOSPITALES PSIQUIÁTRICOS? ¿LA CÁRCEL?

Una de las maneras de verificar si cierta filosofía es correcta, es considerar su viabilidad. Universalizar su aplicación y llevar sus principios hasta sus últimas consecuencias.  ¿Qué pasaría si en realidad la vida debe funcionar así? ¿Si todo lo que queremos es correcto y bueno? ¿Si nuestros sentimientos nunca jamás deben ser cuestionados? ¿Si lo que sentimos debe ser algo sagrado que nadie tiene derecho a cuestionar?

Bueno, para empezar deberíamos desaparecer los hospitales psiquiátricos. Si alguien quiere ser feliz creyéndose pollo y haciendo popó en la calle… ¿Quiénes somos nosotros para decir que está persona está “fuera de sí”? ¿Bajo qué criterio o criterios distinguimos entre la razón y la locura? Ya mencionamos el caso del Señor que se cree niñita. Hay mucha gente que no tiene ningún problema con eso. ¿Por qué nada más él quedaría fuera del psiquiátrico? ¿Qué hay de otras personas como la mujer Noruega que dice ser un gato atrapada en un cuerpo humano? [2a] ¿O perro?

¿O qué me dicen de la cárcel? En la cárcel hay mucha gente que está ahí dentro sólo por seguir a su corazón con una pasión ardiente. El esposo que sentía tanto odio en su corazón que decidió apuñalar a su esposa 50 veces. El violador serial que sentía ganas de tener sexo y quiso violar a 30 mujeres. El ladrón que quería tener dinero, así que robó. El político corrupto que quería más millones, así que defraudó.

¿Por qué ellos estuvieron mal en seguir a su corazón pero tú eres una mujer virtuosa por hacer lo mismo? ¿Por qué ellos merecen estar en la cárcel por hacen lo que sentían era correcto, pero resulta que tú eres un gran hombre porque haces lo que sientes hacer?

Por supuesto alguien podría decir, “Bueno, es que robar, matar y violar son un delito.” Te recuerdo que lo que es delito y lo que no es delito, pueden cambiar en cualquier momento. Sólo basta que la sociedad en que vivimos lo decida.  La pregunta sigue en pie ¿Por qué consideramos que seguir al corazón y sus sentimientos, en algunos casos es perfectamente correcto cuando se trata de nuestra vida, pero es un delito cuando se trata de la vida de otros?

¿Y QUÉ HAY DE LOS RELIGIOSOS?

La gente religiosa no se salva de esa filosofía, y su caso es uno de los más trágicos. Estamos hablando de personas de distintas persuasiones religiosas quienes tienen un libro o libros dónde basan su ética. Estamos hablando de gente que es famosa por sus altos estándares éticos y sus valores.

Tales personas también han sido engañadas por la Dictadura de los sentimientos. Los altos índices de divorcio, adulterio, inmoralidad sexual, y fraude entre las filas de la gente religiosa nos  dicen que los religiosos no están siendo muy fieles a los estándares que con tanto orgullo manifiestan en sus escritos. No voy a hablar de otras iglesias, pero al menos entre los Cristianos Evangélicos, la Dictadura de los Sentimientos es tan fuerte como entre los que no presumen tener ninguna identidad religiosa.

Las personas dicen no creer en el divorcio—luego cambian de opinión. ¿La razón?  “Tengo derecho a ser feliz.”.  Las personas condenan el adulterio. Pero adulteran. Su excusa, “Me sentía sola. Y encontré con otro hombre, el amor que nunca me dieron.”  Si buscas y escarbas entre los cristianos evangélicos y las cosas malas que hacen (según sus propios estándares), encontrarás tarde o temprano, un compromiso muy fuerte con sus propios sentimientos, con seguir a su corazón, y con buscar la felicidad a cualquier costo.

Como pensamiento final, y volviendo a los escenarios que plantee al principio, preguntémonos esto: ¿Por qué les enseñamos a nuestros hijos que vivir todo el tiempo según sus sentimientos es algo malo, pero como adultos, consideramos que nuestros sentimientos son sagrados? O una de dos. O empezamos a vivir como lo describo arriba y empezamos a consentir las obsesiones, berrinches, y acciones de nuestros niños como algo no digno de regaño, sino de admiración. O la otra, empezamos a cuestionar nuestras propias emociones y sentimientos. Es decir, le quitamos el fuero al corazón. Así como no todo lo que los niños quieren y sienten hacer es correcto. No todo lo que tú sientes y quieres hacer es correcto. Es tiempo de que alguien te lo diga, porque ya es tiempo de que crezcamos.

 

¿Te ayudó este artículo? Ayúdanos a seguir adelante:

 Donate Button with Credit Cards

Para cometarios positivos, negativos o recetas de cocina, siéntase libre de escribir a: 431616_1twitter3@laratablog. Para conferencias y otros eventos comunicarse al correo: abnermendozac@hotmail.com

[1] Por cierto que esta supuesta salida exprés del matrimonio, no tiene nada de exprés, como lo nota la Doctora en Derecho María Leoba Castañeda Rivas, en su excelente propuesta El Divorcio Incausado Rompe la Organización de la Familia y Desprotege a Sus Miembros. Aquí disponible. Disponible para tu lectura aquí: http://www.juridicas.unam.mx/publica/librev/rev/derpriv/cont/23/dtr/dtr4.pdf

[1a]http://abc7.com/society/polygamists-want-their-unions-legalized-under-marriage-equality-act/825115/

[1b] http://www.dailymail.co.uk/news/article-2356774/Australian-woman-Jodi-Rose-marries-bridge-France–gets-mayors-blessing.html

[2] http://www.dailymail.co.uk/femail/article-3356084/I-ve-gone-child-Husband-father-seven-52-leaves-wife-kids-live-transgender-SIX-YEAR-OLD-girl-named-Stefonknee.html

[2a] http://www.dailymail.co.uk/femail/article-3419631/Woman-says-s-CAT-trapped-human-body.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s