SOY GAY Y ME OPONGO AL MATRIMONIO GAY

El matrimonio gay ha ido de lo impensable a una realidad en un abrir y cerrar de ojos. Una encuesta del Washington Post/ABC News muestra que el apoyo para el matrimonio gay ahora es de 61 porciento–lo más alto hasta la fecha. La Suprema Corte escuchará argumentos en el caso que muchos observadores creen dará el golpe final a aquellos buscando prevenir la redefinición del matrimonio. Por cualquier medio, la pelea se acabó. El matrimonio gay ha ganado.

Como un hombre gay de 30 años, uno esperaría que yo estuviera en un éxtasis. Después de todo, estoy en la edad donde la gente tiende a sentar cabeza y casarse. Y no hay nada en este mundo que quisiera más que ser padre y crear una familia. Sin embargo no puedo hacerme celebrar el triunfo por el matrimonio entre personas del mismo sexo. Muy en lo profundo, sé que cada Americano, gay o heterosexual, ha sufrido una gran pérdida por esto.

No estoy solo en pensar en esto. El gran secreto en la comunidad LGBT (Lésbico Gay Bisexual y Transexual) es que hay un número significativo de gays y lesbianas quienes se oponen al matrimonio entre personas del mismo sexo, y aún un más grande número que es ambivalente. No nos escucharás hablarlo en voz alta porque los activistas gays de derecha (la mayoría de los cuales son heterosexuales) tienen una historia de pisotear viciosamente cualquier muestra de individualismo dentro de la comunidad gay. Pedí publicar est artículo bajo un pseudónimo, no por temor al acoso por los conservadores Cristianos, sino porque yo sé que este artículo me hará un blanco de la Gaystapo.

El Matrimonio es Más que un Contrato

Las ruedas del Carro Alegórico de mi orgullo se cayeron en el momento en que me dí cuenta de que el argumento en apoyo para el matrimonio gay está predicado sobre una audaz mentira: la mentira de que las relaciones entre los del mismo sexo son inherentemente iguales a las relaciones heterosexuales. Sólo toma un momento de pensamiento objetivo para darte cuenta de que la unión entre dos hombres o dos mujeres es drásticamente diferente a la unión entre un hombre y una mujer. Es tiempo de darnos cuenta de esta verdad básica y dejar de pretender que todas las relaciones son creadas iguales.

¿Por qué el gobierno fue invitado a regular los matrimonios pero no otras relaciones interpersonales, como la amistad? Esta inequidad inherente es comúnmente pasada por alto por los defensores del matrimonio gay porque carecen de un entendimiento fundamental de lo que el matrimonio realmente es. Parece como si la mayoría de la gente viera el matrimonio como un poco más que un contraro de amor. Dos personas se enamoran, están de acuerdo en estar juntos (por un tiempo, al menos), entonces firman sobre la línea punteada. Si el matrimonio es sólo un contrato de amor, entonces seguramente las parejas del mismo sexo deben ser dejadas participar en esta insititución. Después de todo, dos hombres o dos mujeres son capaces de amarse uno al otro tanto como un hombre y una mujer.

Pero este entendimiento insípido del matrimonio deja muchas preguntas sin respuesta. Si el matrimonio es un poco más que un contrato de amor, ¿por qué necesitamos al gobierno involucrado? ¿por qué fue el gobierno invitado a regular los matrimonios pero no otras relaciones interpersonales, como la amistad? ¿Por qué cada religión sostiene que el matrimonio ha de ser sagrado y una institución divina? Seguramente el matrimonio debe ser más que un contrato de amor.

El Gobierno Está Involucrado en el Matrimonio Porque Hace Bebés

Las personas han olvidado que el aspecto definitivo del matrimonio, lo que hace del matrimonio matrimonio, es la complementaridad sexual de la gente involucrada. El matrimonio es comúnmente y correctamente visto como una institución enraízada en la tradición religiosa. Pero la gente a veces olvida que también está basado en la ciencia. Cuando una pareja heterosexual tiene sexo, una reacción biológica puede ocurrir que resulta en nueva vida humana.

El gobierno se metió en el asunto del matrimonio para asegurarse de que estas nuevas vidas sean creadas de una manera responsable. Esta capacidad de crear nueva vida es lo que hace al matrimonio especial. No importa cuando tratemos, las parejas del mismo sexo nunca seremos capaces de generar una nueva vida. Si tú encuentras este nivel de desigualdad ofensivo, pelea con la Madre Naturaleza. Redefinir el matrimonio para incluir a parejas del mismo sexo relega esta una vez noble institución a nada más que un pobre contrarto de amor. Esto daña a toda la sociedad al convertir el matrimonio, la base de la sociedad en un anacronismo sin significado.

Un Buen Padre Pone a sus Hijos Primero

Las relaciones del mismo género no sólo carecen de la habilidad de crear niños, sino que yo creo que también son ambientes sub-óptimos para criar a los niños. En un nivel personal, está fue una conclusión agonizante a la que finalmente tuve que llegar. Siempre he querido ser un padre. Daría casi cualquier cosa por la oportunidad de tener hijos. Pero la primera regla de la paternidad es que un buen padre pone las necesidades de sus hijos por encima de las propias–y cada niño necesita de una mamá y un papá. Punto. Nunca me podría perdonar por arrancar a un niño de su madre sólo para que yo pudiera egoístamente vivir mis sueños.

Las relaciones del mismo sexo, por definición, requieren que niños sean removidos de uno o más de sus padres biológicos y sean criados bajo la ausencia del padre o la madre. Esto difícilmente parece justo. Tanto de lo que hacemos como sociedad prioritiza las necesidades de los adultos sobre las necesidades de los niños. El Seguro Social y Medicare roban a los jóvenes para pagar a los viejos. La Affordable Care Act requiere que los jóvenes y saludables compren seguros para subsidiar el costo de los viejos y enfermos. Nuestras escuelas parecen más preocupadas con mantener a los sindicatos de maestros felices que con educar a nuestros niños. ¿No han sufrido los niños suficiente para hacer las vidas de los adultos más convenientes? Por una vez, sería agradable ver a nuestra sociedad poner las necesidades de los niños primero. Críemoslos en hogares donde puedan disfrutar tanto de mamá y papá. Les debemos eso.

En su médula, la institución del matrimonio tiene todo que ver con crear y sustentar familias. Por miles de años de civilización humana, las mentes más brillantes han sido incapaces de inventar una nueva alternativa. Sin embargo en nuestro orgullo nosotros asumimos que sabemos mejor. Los Americanos necesitan darse cuenta de que las relaciones del mismo sexo nunca serán iguales a los matrimonios tradicionales. ¿Y sabes qué? Para mí está bien.

Paul Rosnick es un pseudónimo.

El presente artículo puede ser encontrado en su original en: http://thefederalist.com/2015/04/28/im-gay-and-i-oppose-same-sex-marriage/

¿Te ayudó este artículo? Apóyanos con un dólar y ayúdanos así, a seguir adelante:

 Donate Button with Credit Cards

Para cometarios positivos, negativos o recetas de cocina, siéntase libre de escribir a: Twitter @laratablog. Para conferencias y otros eventos comunicarse al correo: abnermendozac@hotmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s